Los volantes de los primeros modelos de autos ¿te atreverías a usarlos? - Usaditos Cars
849
post-template-default,single,single-post,postid-849,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,woocommerce-no-js,wcz-woocommerce,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Los volantes de los primeros modelos de autos ¿te atreverías a usarlos?

Los volantes de los primeros modelos de autos ¿te atreverías a usarlos?

El volante constituye la conexión entre las características mecánicas del coche y la habilidad del conductor. Es un elemento de gran importancia para el vehículo, a tal punto que es difícil imaginar uno sin él.

No obstante, cuando empezaron a producirse, los volantes no contaban con la forma y comodidad que tienen hoy en día, aquellos coches de finales del siglo XIX eran muy distintos a los modelos actuales, ni permitían experimentar ese placer de conducción que vivimos hoy en día.

Dado que los conocimientos sobre control y dirección de vehículo venían de la industria naútica, los primeros volantes del mundo automovilísticos eran parecidas a unas “cañas de timón”, que dirigían el carro como si se tratase de un barco.

Ante la incomodidad de estos, el diseñador Alfred Vacheron busco una alternativa más eficiente a las conocidas “colas de vacas” y cuya operatividad fuese más simple. Sus pruebas dieron resultado cuando en 1894, en la carrera de París Rouen, el modelo Panhard 4hp lució un volante con forma redondeada, el primero de la historia.

En Gran Bretaña, Charles Stewart Rolls adquirió un Panhard de Francia e implementó el volante en sus diseños progresivamente, hasta tal punto que ninguno podía obviar esta pieza. En 1899, la fiebre del volante llegó a los EE.UU, donde Packard presentó el volante de uno de sus modelos, extendiendo su uso a figuras emblemáticas como Henry Ford.

No fue sino hasta los años 30 cuando el volante, tal como lo conocemos hoy en día, comenzó a desarrollarse. A partir de allí, se le añaden ciertas funciones y permiten la fluidez en el movimiento del vehículo. Se incorpora la bocina eléctrica, reemplazando a la extraña bocina de aire con forma de pera, que se accionaba al ser apretada. Otros elementos que se añadió fue el avance de encendido, el acelerador de mano y la palanca de cambios.

Además, se empezó a considerar esta pieza como un elemento estético, por lo cual se le añadieron elementos decorativos, como forros o colores nacarados.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Click en una estrella para calificar!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

No Comments

Post A Comment

Abrir chat
1
¡Bienvenido a Usaditos Cars!
¿Estás buscando un vehículo específico? ¿Quieres vender tu vehículo?
Estamos aquí para ayudarte